Cáncer de Próstata

Una prueba que puede salvarle la vida.

Aunque no se conoce todas las funciones de la próstata, lo que sí se sabe es que es la responsable de producir un fluido que nutre a millones de espermatozoide y les permite “nadar”. El cáncer de próstata es la segunda causa de muerte más frecuente en los varones. Existen varios indicios de una afectación de la próstata La prostatitis (inflamaciòn de la próstata) se caracteriza por fiebre, molestias al orinar y dolor en la parte baja del abdomen.

Los signos más comunes que suelen relacionarse con la hiperplasia prostática benigna (crecimiento no canceroso de la próstata) son los siguientes: mayor frecuencia de orinar durante el dì­a, necesidad de levantarse por la noche para orinar, disminución progresiva del chorro y la sensación de que todaví­a queda lì­quido en la vejiga. La alteración puede aparecer en los mayores de 40 años, y su incidencia va incrementándose con la edad. A los 55 años afecta al 25 de cada 100 varones, porcentaje que se duplica a los 75 años de edad ó sea que 50 de cada 100 varones presentan este problema.

En caso de Cáncer los sí­ntomas son muy parecidos a la sensación de que a pesar de haber orinado siente que no ha vaciado la vejiga ya que el cáncer puede bloquear parcialmente el flujo por el canal donde sale la orina. Más adelante puede provocar orina con sangre o una repentina retención de orina.

La detección temprana se hace por medio de un examen de sangre llamado antì­geno prostático especí­fico (PSA) o por medio de un examen rectal digital.

Dependiendo de la etapa de la enfermedad, la presencia de cáncer en la próstata puede requerir resección quirúrgica (extirpación) de la glándula.

Etapas de la enfermedad

Etapas de la enfermedad

Los pacientes con càncer de próstata pueden necesitar radioterapia después de la cirugía. Los resultados dependen del grado de la enfermedad y de cómo responde el tumor a la resección (extirpación) y a la radioterapia.Para evitar angustias innecesarias es importante tener una comunicación fluida con el médico tratante sobre el tratamiento y sus opciones, así las posibles secuelas. Una buena comunicación con el médico es una de las claves para conseguir la tranquilidad y sensación de control del paciente sobre su cuerpo y su salud.

Para más información : http://www.cancer.gov/espanol/cancer/lineas-vitales/prostata