Inequidad de Género y Cáncer

No hay duda que hablar de inequidad de Género y Cáncer, son dos elementos que combinados han constituido una fórmula letal en América Latina y particularmente en Nicaragua, donde por muchos siglos la “masculinidad tradicional machista”, ha constituido un serio obstáculo para el acceso al derecho humano a la Salud y por ende a los derechos sexuales y reproductivos de la Mujer nicaraguense (El 80% de los tumores de cérvix en estado avanzado no tienen como antecedente un Papanicolaou); pero también el hombre ha tenido que pagar un alto precio si a cáncer nos referimos, ya que el 81% de los cánceres de próstata identificados en estados avanzados se encontró en hombres mayores de 70 años.

La inequidad de género es un problema serio en las regiones latinoamericanas

Estos datos son irónicos, cuando disponemos de métodos de diagnósticos tempranos que podrían brindar el acceso a curación total. Sin embargo, los prejuicios ante pruebas de bajo costo como el Papanicolaou (mujer) y el tacto rectal (varón) constituyen una barrera mortal.

Por ello, en materia de igualdad entre mujeres y hombres deben analizarse diversos padecimientos como la muerte materna, el cáncer cervicouterino y el cáncer de mama, de próstata y de testículo, para identificar y explicar algunos de los determinantes en la mortalidad y morbilidad (enfermedad), en mujeres y hombres “esperanza de vida, causas de morbi-mortalidad y padecimientos o enfermedades”, así como los factores que propician desigualdades en las condiciones de salud, el acceso y la atención del derecho a la salud a través de la perspectiva de género y de derechos humanos, lo que permitirá elaborar propuestas que propicien el derecho a la igualdad y a una vida saludable de mujeres y hombres.

Estos aspectos considerados, deben orientar al estado y a todas las organizaciones a trabajar el tema de derechos sexuales y reproductivos de forma integral, no profundizando las brechas actuales, cuando no enfocamos la atención al hombre-mujer como parte de un todo; pues en las desigualdades se encubren las diferencias biológicas (genéticas, hereditarias y fisiológicas, entre otras), así como en patrones socioculturales que con base en criterios, prejuicios, estereotipos y costumbres parten de una y provocan situaciones de riesgo y de desventaja sobre la salud o la enfermedad, ocasionando que la familia, la pareja o las instituciones de salud limiten el goce y ejercicio integral de ese derecho en igualdad de circunstancias.

Podemos concluir que la mayoría de las personas (hombres y mujeres) no gozan de salud en igualdad de circunstancias debido a que son diferentes las oportunidades en cuanto a la protección y mantenimiento de la misma. Mientras tanto, Nicaragua seguirá presentando una de las Esperanzas de Vida más bajas en América Latina.

Por ello, desde MOVICANCER proponemos trabajar bajo el enfoque de:

  • Equidad: Concepto ético asociado con principios de justicia social y derechos humanos.
  • Equidad en Estado de Salud: Lograr el bienestar más alto alcanzable en contextos específicos para todos y todas.
  • Equidad en Atención a la Salud: Orientar los recursos asignados según la necesidad y evaluar los servicios recibidos según la necesidad.

 

Última revisión: Enero 2014